Realización de un lavado de cara salón cocina. Saber que en los lavados de cara realizamos cambios parciales en el espacio, manteniendo materiales existentes. Adaptándolo así a las necesidades del cliente. En esta ocasión tanto el equipamiento de cocina, como el alicatado y las carpinterías se mantenían.

Creamos tres ambientes diferenciados, uno central como comedor, separando lo que es la zona de salón y cocina. Como veis el alicatado existente marca mucho el estilo del espacio. Para esta adaptación utilizamos en paredes y mobiliario tonos blancos y neutros como los papeles pintados en efecto hormigonado, así como el sofá y textiles en tonos grises. A la lámpara de comedor le pusimos un toque de madera natural a tono con las carpinterías.