Descripción del proyecto

¿Quién dijo que el color rojo no es para una habitación Infantil?. En la decoración de esta habitación infantil el protagonista principal es un niño, si algo tenía claro Leo, es que su habitación iba a ser de su color favorito, el rojo, y nos encanta hacer los sueños realidad. Siempre y cuando compensemos las gamas en función del color elegido y todo color puede adaptarse a una armonía cromática por muy intenso que sea….

En este caso nos decantamos por un tono neutro de base para las paredes como es el gris nacarado, siendo de color blanco liso los frentes del mobiliario y blanco beteado (efecto madera) para los laterales y la mesa de estudio, así creamos una riqueza visual respecto a texturas y tonos pero dentro de una gama neutra. Pequeñas pinceladas en color rojo con las estanterías, los tiradores el textil y detalles decorativos hicieron realidad los deseos de Leo.